Ahí viene otro...




Imagen: Chema Madoz



Sí, se acerca otro periodo más, otro espacio de doce meses, con sus días, sus horas, sus minutos y segundos. Esta mañana antes de levantarme, en la cama, en una suerte de duermevela pensaba en ello, que el tiempo linealmente avanza y avanza, que cada vuelta de hoja al calendario es una oportunidad más, un horizonte que se espera llenar con experiencias que fortifiquen, que lo hagan crecer a uno, tal como esos alimentos que dicen ser muy nutritivos para los niños.

Al voleo…


Las satisfacciones, son entusiasmo.
Los reveses, clarifican.
El amor, maravilla. 
El convivir, dialoga (tiene que hacerlo).
El miedo, impulsa.
La constancia, construye.
El odio, te hace más pequeño (lucho por unos zancos en ocasiones).
El resentimiento, atormenta (escucharlo gritar alrededor es un delirio).
La envidia, anula (te hace invisible).
La rabia, carcome (gestiono su acedía).
La amistad, compañía (te devela).
El cambio, una necesidad (imperiosa).

Una de las cosas que lamento del avance impenitente del tiempo es reconocer la pérdida progresiva de algo o de alguien.  Cada día que pasa cierra un capítulo, un fragmento de algo vivido que puede llevarse consigo afectos, referentes y querencias.

La música es importante en mi vida, este año fue implacable con algunos de mis referentes en ese campo. David Bowie, Glenn Frey, Keith Emerson, Pablo Manavello, Prince y para colmo, finalizando, en la recta final de sus días, este 2016 se lleva a Carrie Fisher y a George Michael.

La nostalgia se apodera de mí en este momento y solo quiero dejar en este espacio aquellas canciones que primero vinieron a la mente cuando supe de sus despedidas. Carrie Fisher sale del lote, porque no fue cantante, sin embargo el tributo que le dispensaron diversos artistas del dibujo me conmovió. Ver la primera película de la saga Stars Wars cuando era adolescente, significó un antes y después en mi apreciación de las propuestas fantásticas en cinematografía, es un recuerdo que está allí...imborrable.

Que tengamos el mejor 2017 posible y NO MÁS PRESOS POLÍTICOS EN VENEZUELA.









(George Michael en sus primeras apariciones en el dúo Wham no me impresionó demasiado, muy ligero para mis afinidades rockeras. Verlo en solitario unos años más tarde, en un vídeo como Father Figure o en Freedomm, fue toda una revelación. Solo pensé... ¡cómo podía la naturaleza haber conjugado en él tanta belleza masculina! demasiado perfecto para ser verdad, me decía a mi misma, y así fue, todo un desaliento cuando confesó su condición homosexual. Su talento y muchas piezas musicales que nos deja como legado, exponen a un artista en todo el sentido de la palabra, a pesar de sus disonancias públicas con el orden establecido.)

Buen y ligero viaje para ustedes, agradecida por el legado...

También agradecida con todos los que puedan haber pasado por este espacio durante este periodo 2016. Les abrazo con mis mejores deseos para el periodo que se avecina.

NO MÁS PRESOS POLÍTICOS EN VENEZUELA
NO MÁS PRESOS POLÍTICOS EN VENEZUELA

Comentarios

  1. Buen post. Libertad para los presos políticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecida por tu mensaje y aunque respondo después de mucho tiempo que fue posteado, el mensaje se mantiene hoy más que nunca...¡libertad para los presos políticos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora